El Palacio Miró-Osset de Forcall y la Carpintería Renacentista Valenciana

 

A continuación compartimos un artículo escrito en la revista de las fiestas patronales de  Forcall en el año 1993 por Arturo Zaragozá Catalán.  Pondremos tanto la transcripción como las imágenes, esperamos que sea de su interés.

 

“Es sabida la importancia de la carpintería renacentista española. Con frecuencia, al menos en nuestras tierras, fueron los maestros carpinteros, o fusteros, los que introdujeron las formas del nuevo estilo, dando modelos a los maestros de obras.

El tiempo, las guerras y las modas hicieron estragos en esta parcela del patrimonio artístico. Del naufragio de la carpintería renacentista en tierras valencianas sólo recuerdo que se hayan salvado tres notables conjuntos o, al menos, parte de ellos; los correspondientes al palacio de la Generalidad en Valencia, el del Santuario de Nuestra Señora de la Virgen de la Salud en Traiguera y el del palacio Miró-Osset en Forcall.

El palacio Miró-Osset tiene sus principales fachadas construidas con una cuidada fábrica de sillería. Cuenta con una elegante portada formada por un arco de medio punto dovelado rematado por un escudo nobiliario. La galería de arquillos que corona la fábrica remata adecuadamente la fachada. Algunas piezas del interior del inmueble, como la abovedada capilla, son de indudable interés patrimonial. A pesar de lo dicho creo que la nota más distintiva del edificio es su carpintería.

Al publicar estas ilustraciones y esta breve nota, a modo de pie de foto, pretendo únicamente subrayar la importancia de la carpintería del palacio Miró-Osset de Forcall. Destacan en este conjunto de notable alero, sin duda el más importante de la Comunidad Valenciana y las puertas de la sala y de la Capilla.

Las hojas de las antiguas puertas son todas ellas diferentes y muestran variados registros decorativos. El correspondiente a la fotografía número 1 se inspira en la decoración del templo de Baco divulgada por Sebastián Serlio en su “Tercer libro de Arquitectura”. Reproducimos en la figura 2 algunas de las decoraciones del tratado de Serlio empleadas con asiduidad en la carpintería renacentista.

Las hojas de las puertas correspondientes a las ilustraciones números 3 y 4 corresponden a curiosos modelos. La número 3 parece responder a una lacería de tradición mudéjar y la número 4 parece imitar una decoración de apliques metálicos y clavos.

Análisis aparte merecería el alero. Éste podría entenderse como la duplicación y trasposición en madera de una poderosa cornisa clásica.

Las fotografías que reproducimos corresponden al “Estudio previo de la Plaza Mayor de Forcall” redactado para la Consellería de Cultura por los arquitectos Culla, Dualde y Gil. El dibujo del alero fue publicado, a comienzos del presente siglo por V. Casellas Moncanut en Barcelona.

Arturo Zaragozá Catalán”